Certificación energética

El Real Decreto 235/2013, del 5 de abril, por lo que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios. Actualmente, la presentación o puesta la disposición de los compradores ou arrendatarios del certificado de eficiencia energética de la totalidad o parte del edificio, segun corresponda, será exigible para los contratos de compra venta o arrendamiento.

Esta es la etiqueta energética correspondiente a una vivenda unifamiliar, después de hacer los cálculos correspondientes. Según esta etiqueta, como resultado final, la clasificación energética de la vivenda sería "Clase A", pero la demanda energética sería muy poco eficiente "Clase G". Desde el punto de vista de la eficiencia energética, el más importante es diminuír la demanda de energía de un edificio, vivienda o local comercial, realizando las inversiones necesarias y viables económicamente.

¿Tienes alguna duda o quieres contactar con nosotros?